Los Arcos del Sol, una experiencia con tradición. Venir a San Sebastián del Oeste y hospedarse en el hotel Los Arcos del Sol, es un viaje al pasado que nos remona a tiempos de antaño, donde aun se conservan costumbres transmitidas de generación en generación.

San Sebastián es un Pueblo Mágico escondido entre montañas, con un verdor inigualable y clima fresco que hace que su estancia sea perfecta para desconectar, relajarse y olvidarse del ajetreo y la rutina diaria. Esa población de origén minero, que fue fundada en 1530 por Nuño de Guzmán en tiempos de la Colonia y que llego a alcanzar los 20,000 habiantes, ahora cuenta con tan sólo tres mil habitantes, y eso hace que sea un lugar sumamente seguro donde se respira tranquilidad por todas sus callejuelas.

 

Dar un paseo hasta el mirador nos regala majestuosos atardeceres desde donde se puede apreciar el hermoso pueblio desde arriba. Visitar el Cementerio Antiguo donde puedes encontrar grandes tumbas de cantera que pertenecían a familias importantes del pueblo. Hacer una caminata de 3 horas hasta el cerro de La Bufa o 45 min en coche nos permite contemplar la riqueza natural del lugar y admirar el cielo esrellado al anochecer desde lo alto del cerro, respirando aire limpio y con olor a madera. Los propietarios de Los Arcos del Sol, Margarita y Don Chepe, ofrecen siempre la mejor atención y calidez que hacen sentir como en casa.

Tuvimos la suerte de probar platillos riquísimos que sólo se preparan en este lugar.

Si visitas San Sebastián del Oeste no te pierdas de la experiencia de probar el mole con almendras y pasas que sirven en la terraza de Los Arcos del Sol, una receta única con tradición familiar. El chile relleno con arroz y frijolitos o la machaca con huevo con un cafecito de olla es una tradición que se disfruta sólo en San Sebsatián del Oeste.

¿Cómo podemos colaborar?