Y tú, querido hermanito…
En tu caminito, ¿Qué le brindas a la vida?
Esto va enserio, realmente, ¿Qué estas haciendo?
¿Creas o destruyes?
¿Sumas o restas?
¿Vives o viven por ti?
¿Quién tiene el poder de decisión en tus acciones, el Estado o tú Ser?

 

 

 

¿Realmente vivimos la vida explorando y potenciando nuestras habilidades? 

 

 

 

¿Realmente vivimos para adentrarnos en el Quien Soy, en el Qué puedo hacer? 

 

 

 

O simplemente nos dejamos arrastrar por la corriente de la cultura, del estado, de la información….

 

 

 

En la era de la sobre-información, parece que no hay espacio para pensar, para decidir. Para tomar decisiones. Para parar. 

 

 

 

¿Quién detiene la maquinaria y se pone a jugar? 

 

 

 

¿Dónde quedó la espontaneidad de la niñez? Sigue latente ese niño interior? O definitivamente transmuto? 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo podemos ayudarte?